« Back Record Document

Encuesta de consumo energético nacional en el sector público de Costa Rica año 2004.

2005

DSE
199

978-9977-50-079-9

Se presentan los resultados obtenidos en la encuesta de consumo energético nacional en el Sector Público de Costa Rica, realizada entre agosto y noviembre de 2005, recopilando datos referidos al año 2004.. En relación a la utilización de programas de ahorro o sustitución de energía, se aplican en un 83 por ciento de las instituciones encuestadas, especialmente apagar los equipos y bombillos que no se ocupen y racionalizar el consumo de electricidad. Las que indicaron no utilizar ningún programa de ahorro o sustitución (17 por ciento) aducen como principales razones: que se trabaja con lo mínimo y que no hay políticas al respecto.. El consumo energético para el año 2004 en el Sector Público del país es de 8 036,2 terajulios, de los cuales, la electricidad es el energético más consumido, seguido por el diesel y el búnker.. La CNFL y el ICE son las principales empresas suministradoras de electricidad de las instituciones públicas visitadas. La autogeneración de electricidad por parte de las instituciones de este sector es básicamente para emergencias; es decir, cuando se dan fallas en el fluido eléctrico. Una cuarta parte de las instituciones de este sector presenta autogeneración de energía. El principal combustible que utilizan para esta generación de energía eléctrica es el diesel.. En lo que respecta al consumo de energía eléctrica, el estrato conformado por las instituciones públicas de servicios representan alrededor del 80 por ciento del consumo de todo el sector.. Solamente 20 por ciento de las instituciones indicó la existencia de estacionalidades en el uso de la energía eléctrica, aunque se presentan diferencias por estrato, siendo el porcentaje más bajo en el estrato de las municipalidades y el más alto en las instituciones públicas de servicios. En el consumo anual para los diferentes tipos de combustibles se observan diferencias importantes, tanto por estrato como por tipo de combustible.. En relación a la capacidad de almacenamiento que tienen las entidades visitadas para cada tipo de combustible, es muy variable. Para el gas licuado de petróleo se acostumbra utilizar cilindros de diferente tamaño, pero la capacidad de almacenamiento fluctúa desde 8,1 litros (10 libras) hasta 45 420 litros.. Respecto a la estacionalidad del consumo de los combustibles, en la mayoría de las unidades de las instituciones visitadas se utilizan en igual cantidad todo el año. Entre las que mencionaron la existencia de estacionalidades, indicaron que es complejo decir cuáles son los meses en que se presentan dichos cambios. Las razones que se aducen son: por vacaciones, por incremento en las ventas, por la época lluviosa, por proyectos especiales, por mantenimiento, por la época seca y por ser período lectivo.. En las estimaciones del uso de los combustibles por estrato, para el caso del búnker se presentan variaciones importantes.. El uso de otros energéticos tales como: leña, carbón vegetal, residuos vegetales, cascarilla y granza; en el sector público es nulo.. Respecto a la iluminación, en general se observan diferencias por estrato, con excepción de fluorescentes, que son utilizados por casi la totalidad de las entidades. El gasto de electricidad en los diferentes tipos de iluminación presenta diferencias importantes a nivel de estratos.. En relación con las principales características sobre el uso de energía en la producción de calor y vapor, se observan diferencias importantes por estrato. Así por ejemplo, el uso de calderas se presenta de manera casi exclusiva en los estratos otras entidades del sector público e instituciones públicas del sector salud; el uso de hornos, principalmente eléctricos, se muestra con mayor intensidad en las municipalidades y en otras instituciones del sector público, cuyo uso principal es la preparación de alimentos. Aparte de la electricidad, los energéticos usados en la generación de calor y vapor son, en su mayoría, el búnker, el gas licuado de petróleo y, en menor escala, el diesel.. El uso de secadoras se concentra, principalmente, en las lavanderías de las instituciones de salud. Concerniente a los tipos de equipo que utilizan en las entidades para enfriamiento se observa, una vez más, que se presentan diferencias importantes por estrato, en el uso de los artefactos. Llama la atención la intensidad de uso de los equipos de aire acondicionado, especialmente en el estrato intermediarios financieros.En general, se aprecia que el uso de motores y montacargas es relativamente poco frecuente. Al indagar sobre este particular, se determinó que el uso más frecuente de los motores es el bombeo, tanto de agua como de hidrocarburos, los principales combustibles utilizados en este sector por los diferentes vehículos, son la gasolina y el diesel.. Para cocción, se prefiere la electricidad al gas licuado de petróleo. Al indagar acerca de las razones de esta preferencia, la principal es la facilidad y costumbre. Se observa un uso bastante generalizado del microondas, en tanto que el tostador y el sartén eléctrico presentan un uso limitado.. El tipo de equipo de oficina de uso más generalizado son los de cómputo, que están presentes en casi la totalidad de las entidades, sin que se observen diferencias importantes por estrato. En contraste con ello, equipos como cajas registradoras y polígrafos muestran niveles muy reducidos de utilización.. En poco menos del 50 por ciento de las instituciones, informaron haber aplicado acciones de ahorro, siendo el estrato intermediarios financieros el que presenta el mayor porcentaje (algo menos de dos terceras partes). Las acciones tomadas se concentran principalmente en apagar luces y equipos. Entre quienes indicaron no haber considerado medidas, la principal razón mencionada es porque no es posible, aunque se presentan diferencias importantes por estrato. Cabe destacar sobre este tema que la mayoría de quienes indicaron haber realizado tales acciones, desconocen los montos invertidos.. Otro aspecto importante del módulo de opinión en el cuestionario, es el referente al conocimiento que tienen las instituciones públicas sobre la Ley Reguladora del Uso Racional de la Energía (Ley 7447). El 30,1 por ciento de los entrevistados indicó conocer sobre dicha ley; la mayoría atribuye poca o regular importancia a los tres aspectos de la misma acerca de los cuales se indagó, a saber: conocimiento sobre la ley, conocimiento sobre los programas obligatorios de ahorro energético para grandes consumidores y medida en que esta ley ha contribuido a motivar inversiones de ahorro y sustitución en la institución visitada..

Ministerio de Ambiente y Energía. Secretaría de Planificación del Sub-Sector Energía - Centro de Información de Energía y Ambiente, CIENA

Grettel Ruiz Matarrita

Calle 25, Avenidas 8 y 10. San José, Costa Rica

(506)25476900 - 25476239

De lunes a viernes de 8 a.m. a 12m.

Desarrollado por: Aikyu-Systems